Buscar

Terapia Sistémica Familiar, Individual y de Pareja

Terapia para el Cambio

mes

diciembre 2015

INFLUENCIA DEL TDAH EN LA FAMILIA

 

La presencia del Trastorno de déficit de atención con/sin hiperactividad (TDAH) en la familia supone un reto constante. Si bien todas las familias han de adaptarse a las distintas etapas vitales de cambio, el hecho de que un hijo sea diagnosticado de TDAH exige una mayor flexibilidad por parte de los padres para que puedan responder de la forma más adaptada. Si añadimos las posibilidades de encontrarnos en una misma familia más de un miembro con TDAH, entonces el reto es aún mayor.

Los padres muchas veces se ven indefensos, sin saber cómo actuar. En el trabajo terapéutico procuramos mostrarles las estrategias y recursos que poseen a su alcance y cómo ponerlos en marcha:

1. Un recurso muy valioso es la información- formación de los padres a cerca del trastorno. Cuanto más se conozcan las características y los aspectos implicados en el TDAH más preparados estarán para poder hacerle frente. La información actúa como un factor protector, previene dudas e incertidumbres sobre las posibles situaciones novedosas y permite a los padres anticiparse para poder hacerse cargo de ellas.
De esta manera podrán responder de una forma más competente a los cambios y exigencias del desarrollo de los niños y las propias del TDAH.
La información otorga más ventajas. Permite colocar al trastorno en su lugar. Es habitual que se puedan descuidar aspectos importantes de la familia y todo gire en torno al trastorno, éste ha llegado a ocupar un sitio que no le corresponde, está siempre presente lo que supone un gran desgaste, estrés, una visión de desesperanza, frustración, aislamiento social y una perspectiva muy negativa de la paternidad.
En muchas ocasiones los padres se ven sometidos a la presión del contexto social, han de escuchar que el mal comportamiento de su hijo se debe a una mala educación, falta de implicación e irresponsabilidad paternas, nada más allá. Estas críticas se fundamentan en el desconocimiento creando en los padres sentimientos de incompetencia e inefectividad. La única forma de prevenir el daño que pueden causar estos comentarios es no perder de vista qué es lo que le ocurre a su hijo y hasta qué punto uno puede hacerse responsable de ello.
Conocer los síntomas, evolución y desarrollo, aclarar ideas erróneas y dudas a cerca del trastorno facilitará a los padres el poder aceptar la realidad que supone el diagnóstico. Aceptar que un hijo tiene TDAH implica un trabajo de despedida o duelo. Es natural que los padres cuando están esperando un hijo se imaginen cómo será, qué cosas hará, qué le gustará ser de mayor… todas estas expectativas y planes se ven truncados una vez recibido el diagnóstico, la desinformación puede hacer que los padres se pongan en lo peor y se sientan sin recursos. La información posibilitará hacerse una idea de qué retos y dificultades van a tener que afrontar y cómo ir preparándose para ello a su vez podrán descubrir las potencialidades del niño abriéndose una visión llena de posibilidades permitiendo decir adiós a lo soñado de la forma más saludable.

2. El segundo recurso de los padres consiste en reconocerse como modelos para sus hijos. Los niños imitan lo que hacen sus adultos de referencia, por ello es importante que los padres sean congruentes, sus actuaciones no deben contradecir lo que exigen a su hijo. Si quieres que tu hijo haga algo, hazlo tú primero.
Sabemos que los niños con TDAH son impulsivos, si pretendemos ayudarles paraa que tomen mayor conciencia de su comportamiento, los padres han de actuar en consecuencia, ser modelos de reflexión y autocontrol frente a la impulsividad.
Esto no es sencillo, como ya he dicho, supone un reto constante y grandes dosis de paciencia, sin embargo uno no puede pretender estar todo el tiempo en alerta, contenido y regulado con el fin de realizar el papel de educador de la mejor manera posible.
Lo que se pretende es evitar llegar a la situación en la que los progenitores se vean desbordados y terminen reaccionando de forma impulsiva, para ello “recetamos” tiempos de respiro. Esto supone reservar un tiempo exclusivo para los cuidadores, sobre todo para el cuidador principal (que en muchas ocasiones todavía sigue siendo la madre), un tiempo para si mismo. Es la única forma de asegurarnos que los padres conserven su salud con el fin de poder dar lo mejor de ellos. Para poder cuidar, primero es necesario cuidarse sino más que una ayuda nos convertimos en un obstáculo.
Como comenté al principio a veces el TDAH ocupa un lugar central en la familia y en numerosas ocasiones vemos cómo la relación de pareja se resiente, en estos casos se hace doblemente necesario reservar un tiempo único para los dos en el que se reencuentren y se atiendan mutuamente quedando excluido hacer algún comentario a cerca de los hijos.

Estas son algunas sugerencias a poner en práctica por los padres, hay muchas más, si hubiera que destacar alguna, sin duda la más importante es la función afectiva paterna que se distingue de la propiamente educativa (esta puede fallar y sus consecuencias pueden ser no deseables pero no suponen un peligro serio para el niño).
La función afectiva ha de ser infalible, los padres han de hacer saber a su hijo que a pesar de tener un diagnóstico, él es mucho más y que por encima de todo le quieren, le valoran y le dan su cariño y comprensión.
Esta es la clave para que un niño con TDAH pueda salvar la imagen que tiene de si mismo, su autoestima y se convierta en un adulto emocionalmente sano.

Cristina Martínez Bernal, Psicoterapeuta de Antheo.

Curso Intensivo de Duelo.

Modelo Integrativo-Relacional

FECHAS: VIERNES 15 DE ABRIL Y SÁBADO 16 DE 2016

DURACIÓN: 16 HORAS

Impartido por D.Ángel María  Pascual,docente del Instituto de Psicoterapia Integrativa-Relacional en pérdidas, duelo y trauma

 

         Cada año en España más de dos millones de personas experimentan la pérdida de un ser querido; a pesar de que la mayoría de ellas son capaces por sí mismas de afrontar el sufrimiento asociado a su duelo, se calcula que entre un 10% y un 20% acaban con un duelo complicado. Es decir, con la aparición de trastornos de salud, conducta, cognitivos y afectivos. Esta formación nace para dar respuesta a la creciente necesidad de entrenamiento clínico actualizado para profesionales que deseen especializarse en este ámbito.

DIRIGIDO A
Profesionales que intervienen en la atención a personas que afrontan pérdidas como es el duelo, la enfermedad o la muerte, tanto en los servicios sanitarios, como en la ayuda directa en consulta o domicilio. Especialmente diseñado para psicólogos, psico-terapeutas, médicos, personal de enfermería, trabajadores sociales, educadores sociales, agentes pastorales, voluntarios y/o asesores para intervención en crisis.

METODOLOGÍA
El curso tiene estructura de taller donde se potencia la participación personal y activa de los asistentes. La práctica de habilidades de comunicación es un ingrediente esencial en este curso. Se utilizan técnicas de asesoramiento, dramatizaciones, supervisión de casos, grupos de apoyo y reflexión personal, ejercicios individuales, exposiciones teóricas y ejemplos de casos reales.

DOCENTE D.ÁNGEL MARIA PASCUAL

Licenciado en psicología. Máster en Counseling Integrativo Relacional en duelo© y pérdidas. Docente IPIR. Formación en Psicoterapia Integrativa y Análisis transaccional.Vicesecretario del Colegio Oficial de Psicología de Bizkaia. Responsable del G.I.P.E.C (Grupo de intervención psicológica en emergencias y catástrofes) en el C.O.P. B. Coordinador y responsable asistencial de ADES Psicólogos. Miembro fundador de ASBIDU (Asociación de apoyo al duelo de Bizkaia)

OBJETIVOS
– Identificar las distintas dimensiones de la experiencia de pérdida
-Aprender cómo comunicarse de forma efectiva y respetuosa con personas en duelo
-Familiarizarse con técnicas terapéuticas interpersonales de intervención
-Facilitar espacios de reflexión personal sobre las propias pérdidas y la vida interior del cuidador

PROGRAMA
Conceptualización teórica:
Definiciones: pérdidas, duelo, afrontamientos y tareas / Mitos de duelo / Visión contemporánea /Modelos actuales/ Autores y bibliografía científica/ El modelo de Tareas de duelo: Las circunstancias de la muerte/ La negación-evitación / Integración de recuerdos y el crecimiento y la transformación como final del duelo/ Pérdidas Especificas: pérdida de la pareja/ hijo / hermano / padre madre/ pérdidas perinatales / otras pérdidas/
Metodología de intervención:
Modelos de intervención / Práctica de intervención grupal / Asesoramiento en duelo/Tipos de intervenciones básicas en duelo: teoría y prácticas / psico-educación en los primeros momentos de duelo
Concienciación personal:
Trabajo personal sobre las propias pérdidas . El duelo del cuidador

PLAZAS:

18 alumnos máximo. Abierto ya el plazo de inscripción.

HORARIO:

Viernes 15 abril de 16h a 21h

Sábado 16 abril de 9h. a 14:30 y de 16h a 21h.

COSTE:

Matrícula de reserva: 30€

Abono el primer día de curso: 170€

LUGAR

En las instalaciones de antheo

Contacto

Puede contactar con nosotros vía telefónica:

Fijo: 983 37 57 70

Móvil: 601 357 881

Por favor, si salta el contestador deje su mensaje y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

También puede escribirnos a:

antheovalladolid@gmail.com

Página de Facebook:

https://www.facebook.com/antheogabinete/

Entrada destacada

Nuestras instalaciones

IMG_20151113_165503IMG_20151113_164007IMG_20151113_164047IMG_20151113_165605IMG_20151113_165915IMG_20151113_170015

Dónde estamos

El gabinete antheo está en pleno centro de Valladolid, a 1 minto de la Plaza Mayor.

Nos encontramos en la calle Pasión nº 13, 4º derecha.

 

 

 

 

Entrada destacada

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑